Fair Play

Fair Play

viernes, 24 de abril de 2009

Pregon VIIII Trofeo José Sanchez 24 Abril del 2009

Me han pedido que ponga palabras a este acto y me siento orgulloso de poder hacerlo, máxime cuando de jóvenes se trata. En vosotros está el por venir, el futuro, y esencialmente la continuidad de éste deporte en todas sus facetas.

Hace ya muchos años estuve en vuestro lugar, con mis sueños, mis dudas….seguramente muchos de esos sueños, de esas dudas estarán presentes en vosotros.

Cambian los tiempos, los sueños, generalmente, se transmiten en las generaciones, mas aún en este juego. El juego de los juegos, por su dificultad, por su belleza, por lo que nos engancha y tira de nosotros. Parece sencillo, fácil de ejecutar desde la grada, pero la realidad y las estadísticas lo demuestran, llegar a los equipos primates es muy difícil de conseguir.

Me gustaría recordar a todos aquellos que empezaron ésta andadura como yo, como vosotros y que no alcanzaron todas sus metas, pero que afortunadamente luego siguieron ligados al deporte, bien como aficionados, dirigentes en clubes y federaciones, árbitros o entrenadores en equipos de base, o en esa misión difícil de padres con hijos que juegan al fútbol.

Un ejemplo de aficionado y directivo, lo tenemos en José Sánchez. Ha cuidado, estructurado, mimado y se ha preocupado, durante muchos años de que en La Palma hubiera una base deportiva, especialmente en fútbol, que hiciera posible que los jóvenes tuvieran el marco adecuado para su formación. Hoy con éste Noveno Torneo de Exhibición sigue marcando pauta y encuentro con el objetivo claro de una buena convivencia, llegada de nuevos amigos con los que compartir el sueño de todos, la pelota, el balón, el gol… Felicidades y continua en ello.

A TODOS LOS PADRES, en primer lugar quisiera Felicitarles muy sinceramente. Ser padre y aficionado al fútbol, es sin duda uno de los cimientos de este deporte. Sin vuestra ayuda seria imposible mantener las estructuras actuales del fútbol base. Vosotros lleváis a vuestros hijos al campo, pagáis generalmente las equipaciones, cuotas, esperáis pacientes muchas veces en los entrenamientos, a que jueguen o no en los partidos; los recogéis para llevarlos de nuevo a casa; en los desplazamientos sois el transporte, la logística, la intendencia… Si además como quieren los entrenadores no corrierais muchas veces la banda para dar “ordenes”, le comierais el coco menos a vuestros hijos, con tácticas y consejos, mereceríais la cruz del deporte.

Yo solo os haría un ruego, que si lo seguís redundará en beneficio de todos, pero especialmente de los chicos. Tened un poco mas de paciencia cuando los niños no juegan, cuando se equivocan, cuando fallan; no entrar en debates con los planteamientos de los entrenadores, incluso cuando nos equivocamos y especialmente tened la máxima consideración y respeto a los árbitros… Entre todos debemos ayudar a mejorar y erradicar cualquier tipo de enfrentamiento violento y en vosotros el ejemplo como padres será magnifico.

Como no podría ser de otra forma el papel de los entrenadores siempre está lleno de dificultades. No solo por tener que seleccionar para cada encuentro un equipo con el que competir, si no por las exigencias individuales propias y las de todo el entorno.

Siempre que tuve que dirigir a entrenadores trato de simplificar, de razonar para poder llegar a las conclusiones mas positivas que hagan posible que los jóvenes jugadores se beneficien de entrenamientos que les hagan mejorar continuamente a través de conceptos y metodología.

En las edades de formación siempre está presente el debate de si se debe competir o no. Desde mi punto de vista la competición nunca es negativa en si misma. Es más el fútbol como juego es una competencia continuada al tener como objetivos marcar goles y que no te los marquen.

Otra cosa bien distinta es tener una plantilla de 15-20 niños entre 8, 9 o 14-16 años y que cuando juegan cada semana sus encuentros de fútbol 7, o fútbol 11 muchos de los convocados se queden sin jugar o jueguen solo unos minutos.

Se pueden conjugar todos los intereses, incluidos los de los resultados, ya que la edad de la formación requiere que los entrenadores seamos capaces de llevar a cabo ese difícil equilibrio que supone resultados, formación individual y de equipo, sin olvidar nunca que los niños que dirigimos siempre dan lo mejor de si mismos para intentar realizar todo aquello que mandamos. Igual que cuando nosotros éramos los jugadores.

De mi experiencia quisiera trasladaros la dificultad que supone siempre llegar a los equipos profesionales. Por el contrario el tratar de conseguirlo es nuestra obligación. Para ello mi mejor consejo es aprender cada día. De los entrenamientos, de los partidos, de corregir aquello que parece que ya sabemos pero que en fútbol nunca está aprendido perfectamente dada la dificultad constante.

Nunca haremos un buen control, un buen pase, un tiro a puerta, una salida evitando el fuera de juego, si no ponemos toda nuestra atención, toda nuestra concentración…

Cada partido, cada entrenamiento tiene que servir para una mejora de todas las cualidades y esencialmente la actitud y la atención hace que esa perfección nos haga mejorar cada día.

En vuestra edad los estudios son la compatibilidad necesaria para que la mente esté abierta al conocimiento. Está demostrado científicamente que el cerebro descarga mejor la presión del deportista cuando estudia y del estudiante cuando éste practica deporte. Este binomio se complementa de tal forma que la formación integral hace posibles rendimientos muy altos en estudio y deporte cuando están integrados.

Tesón, valor, riesgo, fuerza, mentalidad positiva, respeto, vocación, un poco de suerte para que las lesiones no nos aparten de nuestros objetivos son factores que influirán e incluso determinaran en muchas ocasiones la formación del talento que todos tenemos para poder desarrollar este juego, por lo que espero y deseo que como los que nos precedieron, los jóvenes que actualmente forman en los equipos de base, sean los futuros integrantes en los equipos de la alta competición, de La Palma CF, o que formen parte como dirigentes ejemplares, árbitros, entrenadores, aficionados y Padres, buenos Padres….

Muchas gracias y suerte para todos.

Numero de visitas