Fair Play

Fair Play

lunes, 27 de febrero de 1984

Filosofia del Fútbol Formativo



El trabajo dirigido a los más jóvenes es el más difícil pero a la vez el más reconfortante. En ellos está el FUTURO que en muy poco tiempo es PRESENTE. El fútbol, el deporte, como parte de la educación integral es sin duda una asignatura difícil para aquellos que un día querrán emular a los grandes jugadores, pero no imposible si el deportista se entrega para conseguir su máximo esfuerzo. Desde aquí queremos ayudar a preparar jóvenes que aspiren a desarrollar sus cualidades, pero a la vez, formarlos para que puedan sentirse satisfechos de que el esfuerzo realizado bien merece la pena.

La metodología que seguiremos estará dirigida esencialmente a la formación. Con máxima atención a la mejora de las cualidades técnicas, de la preparación física, la formación táctica y la ayuda psicológica. Conceptos de compañerismo, disciplina de equipo, reglas de juego, uniformidad, higiene deportiva, dietética y nutrición, serán temas diarios para ayudar al deportista en su FORMACIÓN Y CRECIMIENTO.

El entrenamiento de jóvenes debe estar encauzado a no generar más tensión que la propia de un juego: “ QUE GANAR O PERDER “ les sirva para formar mejor su conducta con más ganas, con más ilusión.

Este sistema no nos garantiza el “FABRICAR JUGADORES” pero si que ayudará al deportista a conocer mejor sus propias posibilidades.

La mayoría de veces cuando contemplamos un partido de fútbol todo lo que ocurre dentro del terreno de juego nos parece muy sencillo. Contemplamos como los jugadores hacen sus evoluciones, corren, juegan, fallan, aciertan, ganan, empatan o pierden. Quizás pocas veces es analizado como un juego, para mí dentro de los deportes “el juego de los juegos”. Ágil, dinámico, divertido, complejo, sorprendente, apasionante, formativo.. donde se forjan ilusiones compartidas, por los que lo practican, por quienes lo dirigen o por quienes lo están mirando. En un instante todo el esfuerzo se puede convertir en decepción o en una inmensa alegría.

Ayudemos entre todos a que la alegría prevalezca sobre la tristeza, ya que el solo hecho de poder “jugar al fútbol” es un privilegio que no todos los jóvenes pueden practicar.

Numero de visitas